Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Jueves, 6 agosto 2020
Asociación Nacional de Periodistas del Perú
CPJ pide justicia ante el asesinato de un periodista protegido en México

NUEVA YORK.- El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) demandó justicia por el asesinato del periodista mexicano Pablo Morrugares, que estaba bajo un programa de protección gubernamental tras recibir amenazas, y exigió a las autoridades que hagan todo lo posible para terminar con la impunidad en los ataques a la prensa en el país.

“Estamos conmocionados de que periodistas mexicanos estén siendo asesinados mientras están supuestamente bajo protección federal”, señaló en un comunicado el representante del CPJ para México, Jan-Albert Hootsen.

La organización con sede en Nueva York subrayó que “las autoridades tienen que hacer todo lo posible para acabar con esta inmunidad en ataques a la prensa, llevar a los culpables del asesinato de Pablo Morrugares ante la Justicia y garantizar la seguridad de todos los reporteros que se han comprometido a proteger”.

Morrugares, que formaba parte de un programa de protección gubernamental para reporteros amenazados, fue asesinado a balazos en la madrugada del pasado domingo junto a su escolta en el sureño estado de Guerrero.

La Fiscalía General de Guerrero anunció en un breve comunicado la apertura de una investigación por el homicidio ocurrido en Iguala, ciudad conocida por la desaparición en 2014 de 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El Ministerio Público detalló que el suceso ocurrió en un bar donde "llegaron los ocupantes de un vehículo y dispararon en el lugar", matando al periodista y al policía estatal que lo acompañaba.

Las autoridades recabaron 55 cartuchos de balas de fusil tras el ataque.

El periodista era director del portal de noticias PM Noticias, difundido a través de Facebook y desde 2016, tras recibir amenazas de muerte, contaba con medidas de previstas en el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

 

 

 
ANP expresa profundo pesar por fallecimiento de periodista Carlos Flores Borja

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) expresa su profundo pesar por el fallecimiento del periodista Carlos Flores Borja, de radio La Voz de Utcubamba.

Carlos Flores Borja fue uno de los grandes damnificados de la tragedia en la Curva del Diablo en Bagua el 2009.

Su radio familiar, un proyecto autogestionario reconocido por todos como un medio que daba voz a los sin voz, fue silenciada de manera insana.

Batalló, sin tregua, junto a la ANP y una coalición de organizaciones, hasta que en un acto de justicia y dada la cruzada nacional e internacional el Ministro de Transportes y el titular de PCM de ese entonces entregaron la resolución que reabría su radio.

Su historia representa un homenaje a todas las radios que se saben portadoras de un fin social, darle voz a quienes no tienen voz.

Carlos Flores Borja se va con el deber cumplido. Su causa ayudará a seguir creyendo que aún hay periodismo bueno, guerrero, social. Descansa en paz compañero y amigo.

 

 
El anhelo de un Perú ¡Firme y feliz por la unión!

Todo el país, ricos y pobres, más allá del color de la piel y de las diferencias económicas y sociales, hasta en la más lejana comarca, en medio de la euforia del 199° aniversario de la independencia política de la patria, exclama en proclama emocionada ¡Viva el Perú, carajo! Y no le falta razón. Pese a la condenada pandemia que tanta muerte nos trae, existe una voz multánime, que reclama vida para la nación entera.

La Covid-19, más temprano que tarde pasará, y se espera que el año entrante, año del bicentenario, habrá el esfuerzo necesario para encontrar el camino, ajeno de vanidades y avaricias, que nos permita hacer realidad el anhelo de los fundadores de la República de un Perú ¡Firme y feliz por la unión! Si así fuera, entonces se justificaría el pensamiento de José Gregorio Paredes, recordado prócer de la independencia, autor de la frase que quedó instalada en las primeras monedas de oro y plata, en época, como ahora, cuando el país requería reactivar su economía.

¿Es imposible levantar ese camino? Nuestros mayores decían en cuanta oportunidad se daba, que era factible, siempre que el ser humano respete a su prójimo, porque el respeto es la primera manifestación de la justicia. El respeto del ser humano es indivisible. O se respeta a todos o no se respeta a ninguno. O se respeta al ser humano entero o no se respeta nada de él.

Pero esas personas que, poco a poco, se van de nuestro lado, ajenos al individualismo material de estos tiempos, también aconsejaban que sí había futuro por edificar, siempre que el ser humano, más allá de las soluciones hasta ahora propuestas, busca caminos para el futuro, sueña utopías, procura convencer, aunar las voluntades de hombres y mujeres de esperanza, en torno a un gran designio original y colectivo. En suma, que todo es factible de una patria ¡Firme y feliz por la unión!, si los seres humanos no tienen miedo, si viven y luchan ante la mirada de la humanidad, y sabe que el descanso y la justicia llegarán a su hora.

Ya estamos en las vísperas del bicentenario. ¿Cómo será el Perú, luego de 200 años de independencia política? El recuerdo de pensamientos de otrora, tienen, sin embargo, actualidad, cuando advertimos que nos enfrentamos a una sociedad y un modelo que nos condicionan las formas de cambio social. En la sociedad actual, el problema no es tanto sus aspectos impositivos, el de la coerción y la fuerza que el poder económico o político, utiliza para imponerse, sino la incapacidad colectiva para desarrollar las posibilidades que esos poderes permiten. La retirada y dejación de la sociedad y de lo colectivo, forma parte del problema.

Profundizar y llenar de contenidos las conquistas y realizaciones, convertirlas en útiles y atractivas para la mayoría, es una tarea de ahora, con un espacio enorme de vida en democracia. Es indispensable, pasar del discurso de las palabras al discurso de las ideas… y hacerlas realidad. Es un deber pendiente. Nos corresponde participar para alcanzar el viejo anhelo de un Perú “Firme y feliz por la unión!

Roberto Mejía Alarcón.

 
ANP condena agresión a periodista en Arequipa

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP rechaza la agresión de la que fue víctima el periodista Pablo César Rojas Huayapa, corresponsal de RPP en Arequipa, a quien se le obstaculizó su labor informativa.

El viernes 27 de marzo, en horas de la mañana, Rojas Huayapa realizaba la cobertura de una protesta de un grupo de médicos locales en las inmediaciones del Hospital Regional Honorio Delgado Espinoza, quienes reclamaban por la falta de implementos adecuados para tratar los casos de coronavirus (COVID-19) que se atienden en dicho nosocomio.

En este contexto, el periodista luego de registrar la protesta, se dirigió a la zona de aislamiento para pacientes con coronavirus para realizar su reporte de video desde los exteriores.

Cerca al punto desde el que realizaría su transmisión el reportero activa la cámara de video de su celular. En ese instante un agente de seguridad se acerca para impedirle realizar registro fílmico. Ante esto, el reportero responde explicando que se encontraba en los exteriores de una entidad pública y que ahí nadie podía prohibirle grabar. El vigilante responde al periodista con expresiones peyorativas e intenta arrebatarle el teléfono móvil. Luego de forcejear fuertemente por varios minutos, se acercan dos vigilantes a separarlos.

La ANP ve con preocupación que trabajadores del sector público intenten restringir la labor informativa de los reporteros de calle. El registro de un lugar que es de interés público para la ciudadanía es legal y legítimo, más cuando la información es valorada como un servicio esencial para la población.

Finalmente, la ANP se declara en actitud vigilante durante el estado de emergencia nacional para garantizar que desde ningún estamento público o privado se limite la libertad de expresión o se afecte el derecho a la información de la ciudadanía en circunstancias en que se requiere transparencia.

 
México: Asesinan a periodista protegido tras recibir amenazas

MÉXICO.- El periodista mexicano Pablo Morrugares, que formaba parte de un programa de protección gubernamental para reporteros amenazados, fue asesinado a balazos en el sureño estado de Guerrero, informó este domingo la asociación Periodistas Desplazados y Agredidos.

"Asesinan a Pablo Morrugares periodista en resguardo federal por la Secretaría de Gobernación de México además de ser desplazado. En vida fue director de PM Noticias. Hace un mes fue amenazado junto a otros más en una narcomanta", detalló la asociación en Twitter.

De acuerdo a medios locales, Morrugares fue asesinado a balazos junto a su escolta en la madrugada en un bar de Iguala, ciudad de Guerrero conocida por la desaparición en 2014 de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El periodista era director del portal de noticias PM Noticias, difundido a través de Facebook y desde 2016, tras recibir amenazas de muerte, contaba con medidas de previstas en el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

"Lamentablemente Pablo Morrugares fue asesinado esta noche y desde este espacio exigimos a las autoridades cero impunidad, queremos justicia para nuestro compañero y que se castigue a los culpables. ¡Descanse en Paz!". publicó en redes sociales el portal de noticias que dirigía.

La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero emitió un breve comunicado en el que condenó el "asesinato" y pidió a la Fiscalía de Guerrero "realizar una investigación inmediata e integral de los hechos, para dar con el paradero del o los responsables del crimen".

"Esta institución se solidariza con los familiares, amigos y compañeros del comunicador", expresó el organismo, que pidió contemplar "prioritariamente" la hipótesis de que el asesinato se debió a su actividad periodística.

De confirmarse, Pablo Morrugares sería el cuarto informador asesinado este año en México por su labor periodística.

México es uno de los países del mundo más peligrosos para ejercer el periodismo, una profesión amenazada por el crimen organizado y políticos corruptos.

Al menos 133 periodistas han sido asesinados desde el año 2000 en México, 14 de ellos bajo el actual Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que inició su mandato en diciembre de 2018. La mayoría de los casos quedan impunes.

EFE

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 122
Créditos: Eylen Jalilíe