Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Domingo, 5 julio 2020
Asociación Nacional de Periodistas del Perú
Día Mundial de la Libertad de Prensa 2020: 63 ataques a periodistas y medios en Perú

Un total de 63 ataques a periodistas y medios de comunicación han sido registrados por la Oficina de los Derechos Humanos del Periodista (OFIP), de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP). Es decir, cada dos días un hombre o mujer de prensa o medio de comunicación era víctima de algún atropello.

En lo que va del año, la coyuntura nacional ha estado marcada, en un inicio, por la campaña electoral y, semanas después, por la pandemia de coronavirus. En este contexto, las amenazas y hostigamientos fueron los ataques más frecuentes (19).

Seguido están las trabas al acceso a la información (13), la intimidación judicial (10), la agresión física y verbal (5) y el discurso estigmatizante (5). Asimismo, también se han presentado ciberataques (4), detenciones (3), acosos laborales o despidos (2) y presiones o sanciones administrativas (1).

Un caso que resalta es la desaparición de la periodista Daysi Lizeth Mina Huamán, quien fue vista por última vez al culminar una jornada de cobertura electoral en la zona del VRAEM.

Los principales agresores han sido los funcionarios (32), seguidos por los agentes de seguridad (policías, militares, serenazgos y vigilantes) que han atacado en 13 ocasiones a periodistas. Los civiles (10), elementos no identificados (6) y empleadores (2) también han protagonizado actos que atentaron contra la libertad de prensa.

Asimismo, los medios más atacados han sido los digitales (35). Los medios televisivos (11), radiales (9) y escritos (8) también fueron atacados. Entre las víctimas, figuran 27 periodistas hombres, equiparándose a los 27 medios atacados, mientras 9 periodistas mujeres sufrieron algún tipo de ataque.

La provincia que más ataques ha presentado es Tumbes (8), seguida por Chimbote (6), Lima (6) y Chiclayo (4). Abancay, Cusco, La Mar, Puno y San Román han presentado 3 ataques, mientras Huaraz, Huaura, Ica y Piura han tenido 2.

Libertad de prensa en emergencia

Del total de ataques, 28 han sucedido durante la emergencia nacional, iniciada el 16 de marzo, siendo el de mayor incidencia la amenaza y hostigamiento (12), seguido por las trabas al acceso a la información (4) y el discurso estigmatizante (4). También se dieron 3 detenciones, 2 agresiones físicas y verbales, 2 ciberataques y un despido durante este periodo.

Los agentes de seguridad han sido quienes propiciaron más agresiones durante la emergencia (12), seguidos por los funcionarios (11), civiles (2), elementos no identificados (2) y empleadores (1).

En este contexto excepcional los medios más atacados siguen siendo los digitales (13). Las vulneraciones también se dieron en los medios televisivos (8), radiales (5) y escritos (2). Asimismo, han sido los medios de comunicación los más atacados durante la cuarentena (11), así como los periodistas hombres (10) y las periodistas mujeres (7).

En la emergencia nacional Tumbes ha registrado 5 ataques, seguido por Chiclayo (4), Abancay (2), Puno (3), San Román (3), Huaura (2) y Lima (2).

 
Roban datos a dos periodistas que cubrían el COVID-19 y la corrupción en Paraguay

MIAMI.- El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) elogió la rápida acción de las autoridades paraguayas para investigar el robo de datos de los teléfonos de los periodistas Juan Clari Arias y Jorge Torres, e instó a las autoridades a llevar la investigación hasta el final y enjuiciar a los responsables.

El mes pasado, hackers ingresaron a los datos telefónicos de Arias y Torres, reporteros de Grupo Nación, según Arias, quien habló con el CPJ por vía telefónica, y varios tuits de Torres.

El 28 de abril, agentes policiales acompañados de funcionarios de la Fiscalía detuvieron a dos personas acusadas de hackear los teléfonos, y los acusaron de los delitos de asociación criminal y acceso indebido a datos y sistemas informáticos, según informaciones de prensa y un tuit de la Fiscalía. Las dos personas también son acusadas de haber hackeado el teléfono del diputado independiente Carlos Antonio Rejala, según versiones periodísticas.

El 30 de abril, Gerardo Fabián Martí, abogado afiliado al opositor Partido Liberal Radical Auténtico y quien, según las autoridades, presuntamente contrató a los acusados, se entregó luego de que se expidiera una orden de captura contra él y agentes policiales allanaran su vivienda, según versiones periodísticas. Los tres sujetos siguen detenidos, Arias declaró al CPJ.

Arias aseguró que los hackers habían accedido a todos los datos de su teléfono celular, inclusive a la identidad de las fuentes periodísticas que había reunido a lo largo de su trayectoria periodística de 29 años. “Ese es el mayor daño que me han causado”, declaró Arias al CPJ. “El daño desde el punto de vista profesional es devastador. Ahora estoy tratando de reconstruir mi red de fuentes”.

“Las autoridades paraguayas deben continuar la investigación hasta llegar al fondo del robo de datos de los teléfonos de los periodistas Juan Clari Arias y Jorge Torres”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, desde Nueva York. “Paraguay debe transmitir el mensaje inequívoco de que responderá firmemente a las acciones que afectan la reserva de las fuentes periodísticas, que es una piedra angular de la libertad de prensa”.

De acuerdo con Arias, el 17 de abril él se dio cuenta que faltaba todo el contenido de su teléfono celular, y que no podía hacer ninguna llamada. Arias presentó una queja ante la empresa de telecomunicaciones Personal, y un representante de la empresa le dijo que habían “clonado su teléfono”, es decir, que alguien había duplicado todos sus datos.

El representante le dijo que Personal estaba investigando el incidente y que presentarían una denuncia penal ante la Fiscalía, señaló Arias, quien también presentó una denuncia ante la Fiscalía el 18 de abril, una copia de la cual el CPJ revisó.

El 24 de abril, Torres anunció en Twitter que su teléfono también había sido clonado, y que alguien había intentado acceder a su cuenta de Facebook.

Recientemente, ambos periodistas habían investigado presuntos actos de corrupción relacionados con contratos del Ministerio de Salud Pública, y habían denunciado que los contratos se habían otorgado a empresas fantasmas dirigidas por una sola familia, conocida como el “Clan Ferreira”.

Martí llamó varias veces a Arias para rechazar esas acusaciones en nombre del Clan Ferreira, luego de que el periodista denunciara el presunto acto de corrupción en su programa televisivo diario “Dos en la ciudad” el 13 de abril, Arias declaró al CPJ.

Según Arias, la Unidad de Delitos Informáticos de la Fiscalía había investigado prontamente su denuncia. Arias agregó que la Fiscalía también había asignado protección policial a su vivienda.

El CPJ envió un correo electrónico a la Fiscalía para obtener una declaración, pero no recibió una respuesta de inmediato.

Martí ha rechazado todas las acusaciones contra él, y su abogado argumentó que la acusación podría tener trasfondos políticos, según informaciones de prensa.

El Ministerio de Salud anunció que rescindiría los contratos con las empresas afiliadas al Clan Ferreira, según versiones periodísticas.

 
Periodistas: Recursos contra la desinformación en tiempos del COVID-19

Si bien la comunicación digital permite al público recibir información crítica sobre la pandemia COVID-19 en tiempo real, las mismas herramientas están permitiendo una "infoémica" de desinformación que "puede obstaculizar una respuesta eficaz de salud pública y crear confusión y desconfianza", según las Naciones Unidas.

Los verificadores de hechos se enfrentan a "el mayor desafío que han enfrentado", según el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo de la Universidad de Oxford (RISJ), que informó en abril de que "el número de verificaciones de hechos en inglés aumentó más del 900% de enero a marzo" 2020 debido a la desinformación en torno al virus.

El centro internacional de investigación sin fines de lucro First Draft proporciona recursos en varios idiomas para ayudar a los periodistas a identificar e informar sobre la desinformación y la desinformación, incluyendo en COVID-19.

"Nuestro mandato en los Estados Unidos es ayudar a las salas de redacción locales a resolver la desinformación en 2o20", dijo a la subdirectora estadounidense de First Draft, Aimee Rinehart, a la CPJ a través de videollamada a finales de abril. "Pensamos que eso sería principalmente alrededor del censo y las elecciones, y ahora, es como si todo lo demás fuera coronavirus".

Rinehart le dijo al CPJ sobre los patrones globales de desinformación sobre el coronavirus, y cómo las salas de redacción y las plataformas sociales están respondiendo a él. La entrevista ha sido editada para mayor duración y claridad.

¿En qué ha estado trabajando el Primer Borrador desde que comenzó el brote DE COVID-19?

Muy rápidamente hicimos toda nuestra producción para estar alrededor del coronavirus, y parte de esa producción es un curso en línea para periodistas que están cubriendo coronavirus y un conjunto de seminarios web en varios idiomas. Tratamos de apoyar a los periodistas con temas que podrían ser de interés para ellos que serían útiles en torno a la pandemia. También tenemos una comunidad en línea donde compartimos información diaria.

Estamos tratando de mapear los patrones de cómo la desinformación realmente se corresponde con el brote. Por ejemplo, el brote parecía estar a unos cinco días de retraso en el Reino Unido, tuvimos el rumor 5G una semana [en los EE.UU.], y cinco días después, el rumor estaba allí. Y el lenguaje alrededor de las protestas reabiertas en los Estados Unidos ha sido reciclado en Australia.

Por Ahmed Zidan/CPJ Digital Manager

 
ANP demanda una sociedad más humana

Aun en las circunstancias más difíciles, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) no podría dejar en el olvido su homenaje a quienes, día a día, por vocación y profesión, afrontando toda suerte de peligros, cumplen con la tarea inclaudicable de informar con la verdad a la Nación. Es su destino de organización gremial y sindical de los trabajadores y trabajadoras de prensa, precursora y protagonista de las más trascendentes y recordadas luchas y conquistas sociales del periodismo nacional.

Este acto recordatorio, lleno de fraterna emoción, se lleva a cabo, sin embargo, en uno de los momentos más difíciles para la vida y la salud de la humanidad. Nos embarga el sufrimiento y el dolor de una pandemia globalizada, durante la cual se está poniendo a prueba la expresión, moral y material, del significado de la solidaridad de las personas y de los pueblos. Hombres y mujeres militantes de la ANP forman parte activa de la vanguardia de héroes y heroínas civiles, que cumple ese sagrado deber, como auténticos mensajeros de la comunicación social.

Nada les arredra. Ni la violencia física, ni la amenaza verbal, ni el autoritarismo, ni el abuso del poder. Para los trabajadores y trabajadoras de prensa, es doctrina democrática respetar y hacer respetar la información como derecho del pueblo. En sus sagrados mandamientos, la ANP afirma y afirmará, sin temor, que la peor opinión es el silencio, que la imposición de la cultura del secretismo, no pasará. Su historia elocuente, de más de nueve décadas de trayectoria ejemplar, avalan con firmeza esta posición.

La ANP es consciente del significado de este nuevo aniversario del "Día del Trabajador/a", de la heredad de las luchas de los obreros/as, empleados/as, técnicos/as y profesionales, que entregaron la vida, aquí en Perú y en el mundo, por darle dignidad al trabajo humano. Pero, igualmente, es consciente que ese cometido no ha concluido. Más todavía, cuando la globalización, bajo el prextexto de una época de cambios y no de cambios de época, nos pone sobreaviso ante el advenimiento de la economía inmaterial o economía digital, sustentada en el recurso tecnológico, que perversamente practicada, pondrá fin al derecho al trabajo, a las conquistas sociales y económicas. El trabajo humano perderá, entonces, su rol protagónico, no habrá salvaguardas para la justicia social y la equidad. Los efectos dañinos de la pandemia de hoy, no serán comparables, en el futuro inmediato, con la condena al desempleo, al hambre y la miseria de trabajadores formales e informales, autogestionarios y emprendedores co-gestionarios.

Ante ese porvenir amargo, la ANP se pone en alerta y de pie para darle respuesta, en democracia y libertad de palabra, a los que no conciben que la tecnología debe ser una herramienta para la participación social y laboral de la persona humana, de una economía que como bien común, no margina, tampoco discrimina.

¡En el Día del Trabajador/a, luchemos por un mañana mejor!

ANP, 1 de Mayo 2020

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

 
ANP pide a Minsa proveer mascarillas a la prensa que cumple labor diaria en regiones

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), organización gremial que representa a más de 10 mil periodistas en todo el país, ha solicitado al ministro de Salud, Víctor Zamora, atender un requerimiento concreto para el sector, teniendo en cuenta que el trabajo de las y los periodistas se considera un servicio esencial en esta emergencia nacional generada por el COVID-19.

La ANP menciona, en ese sentido, que en Lima las empresas periodísticas, en el marco de la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo, tienen el deber de proveer a su personal de prensa de mascarillas, guantes y otros en cumplimiento de las medidas de sanidad dictadas en este contexto. Así lo hemos exigido como organización gremial y se viene cumpliendo.

Recuerda que, en las regiones del país, el 80% de periodistas, trabajan de manera independiente en radio, televisión (concesionarios de espacios informativos), diarios regionales y medios digitales. Son estos colegas los que están siendo más golpeados por la crisis sanitaria y la consiguiente crisis económica al haber visto reducidos sus ingresos a cero por la nula posibilidad de venta de publicidad a causa del aislamiento social.

“Estos colegas, sin embargo, y fieles al mandato informativo que les corresponde en sus localidades, siguen cumpliendo con informar a la población exponiendo incluso su salud y la de sus familias”, resalta la ANP.

En razón a ello – solicita la ANP al ministro de Salud – disponer a los hospitales bajo su dependencia proveer mascarillas a quienes cumplen labor de prensa diaria, al tiempo de lamentar que haya regiones del país donde estos insumos sanitarios ya no estén disponibles ni siquiera para la compra.

“Por ello, hacemos suya esta demanda de nuestros colegas ante la necesidad de que el Estado proteja también a quienes están en primera línea informativa”, añade.

La ANP sugiere, a efectos de la entrega de mascarillas, se solicite a los reporteros/as:

a) Pase laboral (que acredite su trabajo informativo)

b) Carné de prensa

c) DNI

y reitera al ministro que las autoridades de gobierno no solo deben considerar a la prensa un servicio esencial sino tratarlos como un servicio esencial.

La ANP Ilo se ha dirigido también al ministro Víctor Zamora con el fin de que se realice un chequeo general a cada periodista que cumple labor informativa en exteriores, con la finalidad de evitar que se contagien con el COVID-19, al estar en permanente contacto con la población.

Solicita, asimismo, que de ser posible se dote para su protección de mascarillas a los periodistas, debido a que muchos de ellos emplean su tapaboca varios días sin poder reponerlas, lo que los expone a ser víctimas del COVID-19.

La ANP Ilo recuerda que las mascarillas se encuentran agotadas en las boticas.

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 7 de 118
Créditos: Eylen Jalilíe