Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Domingo, 5 julio 2020
Asociación Nacional de Periodistas del Perú
La hora de ser más humanos que nunca

La pandemia del coronavirus que se ha desatado con violencia extrema en todos los continentes, con miles de muertes que amenaza con aumentar, requiere ser afrontada con actos de solidaridad, primer deber del ser humano. No bastan las medidas materiales y políticas que están adoptando quienes tienen la delicada tarea de proteger la salud y la vida en los pueblos, en los países, en los continentes.

Cualquiera sea el color de nuestra piel, de nuestro credo, del status social y económico, estamos en la obligación de solidarizarnos con quienes mucho o poco, sufren los embates de tan terrible mal. Tengamos presente que la solidaridad es virtud de la persona humana, que siendo más inteligente que otros vivientes, debe ponerla en práctica. Esto significa sentirnos unidos con nuestros semejantes. No es el materialismo el camino primero. Más grande es la mística y la espiritualidad del consejo, de la recomendación, de la advertencia oportuna y permanente. Significa tener en cuenta que vivimos no solamente para nosotros, sino también para los otros, los humildes, los olvidados, los postergados.

Roberto Mejía Alarcón

Presidente ANP

(Foto EFE)

 
El Perú es más grande que sus problemas

El Perú, nuestra patria, nuestra nación, vive momentos graves. Esa pandemia que ha llegado desde tan lejos y que se le conoce como Coronavirus, está causando daños irreparables. El pánico y la amenaza de sembrar dolor y muerte se va extendiendo en la población, la misma que con valor y sacrificio las afronta, siguiendo, en su gran mayoría, con las disposiciones gubernamentales, como pocas veces se ha visto a lo largo de la historia. El sentido de responsabilidad de quienes tienen la delicada tarea de proteger la salud de la población es digno de todo encomio; la disciplina de quienes mantienen el orden público es plausible. En medio de ello, no escapa al buen observador, las múltiples muestras de solidaridad fraterna de muchos. La unidad se va fortaleciendo en estos tristes momentos, dejando de lado aquellas diferencias por el color de la piel, del rango económico y social, del credo sea cual fuere, entre otras perversidades que subsisten en la raza humana.

Y es que como bien dijera hace décadas Jorge Basadre, el Perú es más grande que sus problemas. El gran historiador de la república condensaba con esa frase inmortal, que esta tierra de trayectoria sin par, no se puede perder por la obra o la inacción de los peruanos, que los problemas de orden material, de reformas sociales, de organización estatal, no son diferentes a los problemas de renovación de valores, de fervor espiritual, de capacidad de entusiasmo y de mística colectiva.

Existen páginas enteras de la enorme capacidad de resistencia de los peruanos. Y de fuerza moral inquebrantable. La presencia de los voluntarios y voluntarias que dieron origen a las primeras ambulancias civiles y con ello al Comité Local de la Cruz Roja Peruana, cuando la infausta Guerra del Pacífico, es una muestra de eso. Perdimos Arica en lo material, pero jamás el orgullo de ser peruanos. Los Daniel Alcides Carrión, José Casimiro Ulloa, José Antonio Roca y Boloña, constituyen paradigmas inolvidables, como, en diferente circunstancia, hacen lo propio en estos momentos otros celosos cuidadores de la vida y salud del pueblo. Tan igual y en otra y difícil tarea, asimismo, participan de este combate contra un mal foráneo que ha invadido nuestro suelo, héroes epónimos que visten el uniforme militar y policial.  La consigna disciplinada y hasta incomprendida de hacer cumplir la emergencia nacional y la inmovilización social, va superando embrollos. En ellos está la espiritualidad y el coraje de nuevos Grau, Bolognesi, Ugarte, que nos dejaron la herencia de respeto y amor al Perú como nación.

Este temperamento fue bien descrito por la literatura de Enrique López Albújar y el personaje que bajo el nombre de Aparicio Pomares dialoga con los comuneros de Obas, en Huánuco, despertando en estos la resistencia campesina contra los invasores que, a sangre y fuego, hollaron el suelo patrio en la contienda bélica de 1879. Esa mística colectiva a la que se refiere Basadre no se ha perdido. Fue puesta a prueba en tiempos recientes, cuando el fenómeno del "Niño Costero". En el norte, de tierra cálida, la población se movilizó para llevar consuelo a quienes más sufrieron los daños del torrentes pluvial, se compartió el mismo pan, se entregaron los mismos techos, como igualmente aconteció con las familias expuestas a las heladas en las zonas altoandinas. La dignidad que significa amor por el prójimo estuvo presente en forma de auténtica solidaridad.

Lo expresado tiene como finalidad, traer al recuerdo lo que somos como peruanos, llenos de fervor, entusiasmo y mística nacional. La solidaridad real no es entre nosotros una palabra hueca. Tenemos nuestras miradas de futuro, conocemos nuestros problemas y las circunstancias individuales que nos rodean. Pero la solidaridad del buen consejo, de la recomendación necesaria, de la advertencia oportuna, de la entrega de lo que es nuestro y de necesidad del otro, forma parte de esas virtudes sociales del peruano de siempre. Caminemos por el mismo sendero del bien, aquel que transitan todos los hombres, todas las mujeres, la multitud de grupos, las comunidades de cada región, participemos haciendo cumplir la inmovilización social y la higiene de las manos como recomiendan los celadores del orden, el bienestar y la salud. Hay que superar la concepción puramente individualista. El ser humano nació para ser unido y respetuoso de sus semejantes. No neguemos la sociabilidad que tenemos como seres vivientes, pero dejemos de lado la desinformación y la conjetura. Hagamos patria en esta hora difícil. La tristeza y el dolor no podrán vencernos jamás.

Roberto Mejía Alarcón

 
ANP: Con éxito se desarrolló 14 Encuentro Nacional de Mujeres Periodistas

Este viernes 6 y sábado 7 se desarrolló en la sede de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) el 14 Encuentro Nacional de Mujeres Periodistas que abordó los retos y dificultades que afrontan las mujeres periodistas que realizan investigación; el reporterismo del conflicto social en América Latina, el liderazgo de mujeres en los medios y sindicatos, además de la violencia particular contra las reporteras (ciberataques) y el fotoperiodismo.

El presidente de la ANP, Doctor, Roberto Mejía Alarcón, se dirigió a la mujer peruana y periodista que en gran número participó del acto.

La secretaria general de la ANP, Zuliana Lainez Otero, saludó, por su parte, que periodistas de diversas regiones del país se sumaran a esta importante iniciativa del gremio de la prensa peruana con motivo de conmemorarse este 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer.

Recordó además el esfuerzo y la significación que representa para la ANP llegar a este 14 Encuentro Nacional de Mujeres Periodistas de forma ininterrumpida.

En el 14 Encuentro Nacional de Mujeres Periodistas asistieron también periodistas de Chile y Bolivia.

Durante la jornada de trabajo se desarrollaron los siguientes paneles Mujer periodista y cobertura del conflicto social en Latinoamérica, La experiencia chilena, boliviana, ecuatoriana y peruana. Ciberacoso y seguridad digital en tiempo de redes sociales: ¿Cómo autoprotegernos de trolls y suplantacíones de Identidad?

También Tratamiento informativo de la violencia contra las mujeres: ¿Cómo Informar mejor? ¿Cómo abandonar e/ morbo? ¿Cuál es la responsabilidad de periodistas y medios?

Asimismo se desarrolló con éxito un plantón frente al Ministerio de Trabajo, en Jesús María y la Marcha Trabajadoras sí, Explotadas y violentadas no.

 
ANP expresa preocupación por medios que exponen personal de prensa a coronavirus

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) levanta su voz de alarma para manifestar su preocupación al observar que algunos medios de comunicación, en medio de un contexto de crisis sanitaria de alcance nacional, exponen al personal de prensa a escenarios de alto riesgo de contagio del coronavirus (COVID-19).

La ANP hace un llamado a la conciencia de los directivos de los medios de comunicación, recordando que estamos en momentos de pandemia mundial, para que tengan un criterio humano a la hora de encargar las comisiones y coberturas.

Resulta inaudito que en medio de este contexto, en que las altas autoridades del Estado invocan a tomar las máximas medidas de protección, reporteros, camarógrafos o fotógrafos sean enviados a entrevistar personas cercanas a los casos confirmados, familias posiblemente contagiadas con el virus o incluso a zonas de alto riesgo de contagio, como los aeropuertos.

La ANP recuerda que la vida y salud de los periodistas y personal afín a las labores de prensa está antes que cualquier primicia o exclusiva que se pueda obtener exponiendo al personal periodístico a estos escenarios, volviéndolos vulnerables de contraer este mal infeccioso.

Por tal razón, se recomienda que el personal que trabaja en los medios practique también las recomendaciones brindadas por las entidades de salud para prevenir el contagio del COVID-19, además de agregar algunos cuidados adicionales a los ambientes e implementos de trabajo.

De la misma forma, la ANP hace propicia la ocasión para invocar a los medios de comunicación a realizar una cobertura serena de este acontecimiento de interés público, que considere los márgenes de ética periodística, sin alarmar a la población ni fomentar el pánico colectivo.

 
Periodistas mexicanos exigen justicia por muerte de reportero Víctor Álvarez

ACAPULCO.- Decenas de periodistas marcharon en el balneario mexicano de Acapulco para exigir justicia por el brutal asesinato del reportero Víctor Álvarez, cuya cabeza fue hallada este fin de semana.

"Hoy convocamos y congregamos a todos los compañeros de tropa, comunicadores, reporteros y periodistas para exigir en primer orden justicia por Víctor Álvarez Chavez que lo conocíamos como el Apontito", dijo ante los medios el reportero Ignacio Hernández.

Víctor Fernando Álvarez, director del portal Punto por Punto, fue desaparecido el pasado 2 de abril en el puerto de Acapulco.

Pese a esto, sus familiares no pudieron levantar la denuncia correspondiente ante el ministerio público, ya que según las autoridades debían esperar 72 horas para comenzar con la investigación, según denunciaron.

El gremio periodístico exigirá justicia hasta que el cuerpo completo de Víctor Álvarez sea encontrado y entregado a sus familiares, ya que también aseguran que la fiscalía cometió una omisión, esto luego de que no se diera a conocer el número de carpeta de investigación.

"El código penal ordena y la Constitución penal ordena que toda investigación ministerial oficial debe de llevar una carpeta de investigación lo que antes era la investigación previa", advirtieron.

Víctor "Apontito" Álvarez es el segundo periodista asesinado en México en lo que va del año, después del homicidio de la periodista María Elena Ferral, ocurrido el 30 de marzo, en el estado de Veracruz.

"No hay garantías en nuestro trabajo, aquí en Acapulco estamos desamparados totalmente. A mí me han amenazado, al igual que a los empresarios, políticos, no hay seguridad, ahora sí que cada quien se rasca con sus propias uñas", comentó otro reportero, Salvador Serna.

Dentro de la manifestación se recordó a los periodistas que han sido asesinados en Acapulco en los últimos años, en lo que calificaron como "un archivo negro de la impunidad que sigue creciendo lamentablemente".

Ernestina Aguilera, hermana del periodista desaparecido Leodegario Aguilera Lucas, dijo que no va a volver a permitir que las autoridades se vuelvan a burlar de los periodistas una vez más.

"Pedimos justicia para que se esclarezca el caso, de seguro una vez más la fiscalía les está viendo la cara a la ciudadanía, a los periodistas y a todo el que se le atraviese", expuso Ernestina, luego de asegurar que en el 2004, la fiscalía del estado había presentado huesos de animal como los de su hermano.

A pesar de las medidas preventivas que se han establecido por la pandemia de COVID-19, integrantes de distintos medios de comunicación bloquearon por unos minutos una de las principales avenidas del puerto.

"Exigimos justicia y lo hacemos con todo respeto a la indicación en el tema de salud. Los periodistas conscientes no podemos, ni debemos, quedarnos" ante este crimen, finalizó Ignacio Hernández.

México es uno de los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo.

Según la ONG Artículo 19, del año 2000 a la fecha se han documentado 131 asesinatos de periodistas en México.

El estado de Guerrero es uno de los más afectados por la violencia en México, con cientos de muertos desde la desaparición de 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa en septiembre de 2014 en Iguala a manos de policías corruptos y miembros del grupo criminal Guerreros Unidos.

Además, al menos seis reporteros han sido asesinados en Guerrero desde 2016.

EFE

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 10 de 118
Créditos: Eylen Jalilíe