Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Martes, 22 setiembre 2020
Nacionales


ANP repudia reiterado maltrato policial a periodista que cubre conflicto social en Espinar

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP rechaza la agresión de agentes de la Policía Nacional del Perú contra el periodista Vidal Merma Maccarcco, durante la cobertura del conflicto social en la provincia Espinar (Cusco).

El periodista independiente, que colabora con la revista Pulso Regional de Cusco y el medio Ojo Público, viene cubriendo las protestas de la población de Espinar, iniciadas el 15 de julio. La ciudadanía reclama a la minera Antapaccay la entrega de un bono para afrontar los efectos de la pandemia, como parte del convenio entre la compañía Glencore y la comuna provincial.

En este contexto, el reciente miércoles 22 de julio, alrededor de las 7 de la noche, agentes policiales dispararon en dirección al periodista, en instantes en que este se encontraba en la vía pública -registrando una incursión policial en la avenida San Martín, en el centro de la ciudad-, mientras intentaban dispersar con disparos de perdigones y bombas lacrimógenas a manifestantes apostados cerca al Hospital de Espinar. A pesar de que Merma Maccarcco comienza a gritar que es periodista los agentes policiales omiten sus gritos y siguen disparando, lo que la ANP considera un agravante.

Minutos antes el periodista se encontraba en dicho nosocomio, a donde había acudido para recabar información sobre las personas heridas que venían siendo atendidas en dicha dependencia de salud.

Lamentablemente esta agresión no constituye un hecho aislado. La ANP tiene registro de recurrentes ataques al periodista, como el sucedido el jueves 16 de julio, alrededor del mediodía, cuando Merma Maccarcco registró fotográficamente la agresión policial a un joven manifestante en el denominado corredor minero, en la carretera Espinar-Arequipa.

Seguidamente, tomó su teléfono celular para iniciar el registro videográfico. En ese momento un agente policial le intercepta para impedirle la filmación, al mismo tiempo que le toma fotografías con su celular.

Merma intenta evadir al agente policial y le indica reiteradamente que es periodista -pese a que tenía puesto el chaleco de prensa y fotocheck de la revista local que lo acredita como tal-, sin embargo, el efectivo guarda su equipo para tomar su macana -garrote grueso- e intentar golpear a Merma.

Pese a que trató de esquivar el ataque, otros dos efectivos policiales se acercaron por la espalda del periodista. Uno lo sujeta por el cuello y le pisa el pie, mientras que el segundo le arrebata de la mano el equipo celular para entregarle al primer agente, quien comienza a eliminar parte del material fílmico y fotográfico.

Ante este hecho la población se enardece y, rodeando a la policía, exige que liberen al hombre de prensa. El agente policial, ante la insistencia de los manifestantes, le devuelve el celular a Merma.

Según relató Vidal Merma a la Oficina de los Derechos Humanos de la ANP, al día siguiente se acercó a la Comisaría Rural de Espinar para asentar la denuncia correspondiente, sin embargo, el Coronel PNP Pedro Agustín Vargas Chilón impidió la denuncia indicando que vuelva más tarde, que no había tiempo para atenderlo.

Merma Maccarcco mostró su carné de prensa, pero Vargas Chilón le responde que “eso no sirve, cualquiera puede sacar uno” y que “solo los que tienen título pueden ser periodistas”, ante lo que Vidal le reclama, pero el agente hace caso omiso.

Este hecho motivó que, horas más tarde, el hombre de prensa se dirigiera a la Subprefectura Provincial de Espinar, donde fue atendido por el subprefecto Carlos Enrique Benavides Yauri.

El funcionario indicó al periodista que desde el inicio de la cuarentena no se encontraban atendiendo, por lo que no podía tomar registro de la denuncia, además de mencionar que todos los derechos se encontraban suspendidos por encontrarse el país en emergencia nacional.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP expresa su solidaridad con el periodista Vidal Merma Maccarcco, quien cumple con su deber informativo dando cobertura a las protestas en la zona.

Asimismo, la ANP exhorta a Inspectoría de la Policía para que realice las labores de investigación a fin de determinar quiénes son los agentes responsables de la agresión contra el comunicador, para que reciban una sanción ejemplar y, al mismo tiempo, someta a proceso disciplinario al coronel Pedro Agustín Vargas Chilón quien impidió al periodista interponer denuncia tras la agresión de la que fue víctima.

La ANP recuerda a la Subprefectura Provincial de Espinar, a los agentes del orden y la opinión pública que el Estado de Emergencia Nacional no restringe la libertad de información, expresión, opinión y difusión y, mucho menos, la labor informativa, considerada un servicio esencial en pleno ejercicio.

Al respecto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su Resolución No. 01/2020, menciona que los Estados miembros deben “abstenerse de restringir el trabajo y la circulación de las y los periodistas”, de la misma forma que deben quedar exentos de las restricciones de circulación sin sufrir persecución o detención por su trabajo de vigilancia respecto de la actuación del Estado.

Finalmente, la ANP recuerda que en el Perú no hay exigencia de título profesional para ejercer el periodismo ni obligatoriedad de colegiación para periodistas, esto amparado en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (TC) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH)

 

 
El anhelo de un Perú ¡Firme y feliz por la unión!

Todo el país, ricos y pobres, más allá del color de la piel y de las diferencias económicas y sociales, hasta en la más lejana comarca, en medio de la euforia del 199° aniversario de la independencia política de la patria, exclama en proclama emocionada ¡Viva el Perú, carajo! Y no le falta razón. Pese a la condenada pandemia que tanta muerte nos trae, existe una voz multánime, que reclama vida para la nación entera.

La Covid-19, más temprano que tarde pasará, y se espera que el año entrante, año del bicentenario, habrá el esfuerzo necesario para encontrar el camino, ajeno de vanidades y avaricias, que nos permita hacer realidad el anhelo de los fundadores de la República de un Perú ¡Firme y feliz por la unión! Si así fuera, entonces se justificaría el pensamiento de José Gregorio Paredes, recordado prócer de la independencia, autor de la frase que quedó instalada en las primeras monedas de oro y plata, en época, como ahora, cuando el país requería reactivar su economía.

¿Es imposible levantar ese camino? Nuestros mayores decían en cuanta oportunidad se daba, que era factible, siempre que el ser humano respete a su prójimo, porque el respeto es la primera manifestación de la justicia. El respeto del ser humano es indivisible. O se respeta a todos o no se respeta a ninguno. O se respeta al ser humano entero o no se respeta nada de él.

Pero esas personas que, poco a poco, se van de nuestro lado, ajenos al individualismo material de estos tiempos, también aconsejaban que sí había futuro por edificar, siempre que el ser humano, más allá de las soluciones hasta ahora propuestas, busca caminos para el futuro, sueña utopías, procura convencer, aunar las voluntades de hombres y mujeres de esperanza, en torno a un gran designio original y colectivo. En suma, que todo es factible de una patria ¡Firme y feliz por la unión!, si los seres humanos no tienen miedo, si viven y luchan ante la mirada de la humanidad, y sabe que el descanso y la justicia llegarán a su hora.

Ya estamos en las vísperas del bicentenario. ¿Cómo será el Perú, luego de 200 años de independencia política? El recuerdo de pensamientos de otrora, tienen, sin embargo, actualidad, cuando advertimos que nos enfrentamos a una sociedad y un modelo que nos condicionan las formas de cambio social. En la sociedad actual, el problema no es tanto sus aspectos impositivos, el de la coerción y la fuerza que el poder económico o político, utiliza para imponerse, sino la incapacidad colectiva para desarrollar las posibilidades que esos poderes permiten. La retirada y dejación de la sociedad y de lo colectivo, forma parte del problema.

Profundizar y llenar de contenidos las conquistas y realizaciones, convertirlas en útiles y atractivas para la mayoría, es una tarea de ahora, con un espacio enorme de vida en democracia. Es indispensable, pasar del discurso de las palabras al discurso de las ideas… y hacerlas realidad. Es un deber pendiente. Nos corresponde participar para alcanzar el viejo anhelo de un Perú “Firme y feliz por la unión!

Roberto Mejía Alarcón.

 
ANP reprueba decisión del grupo RPP de cerrar radio Capital

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) reprueba decisión del grupo RPP Noticias de cerrar, tras 12 años, radio Capital Opinión.

Una vez más se privilegia entretenimiento a tarea informativa. Nuestra solidaridad con periodistas y trabajadores/as del medio que pierden su empleo en medio de crisis sanitaria/económica/social.

Otro grupo beneficiario de #ReactivaPerú que se burla de la premisa de «garantizar empleo». La colectividad se queda sin una fuente informativa en momentos en que la información y la pluralidad son preponderantes.

 
ANP: 6 meses sin Daysi, periodista desaparecida en el VRAEM

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) denuncia la indolencia de las autoridades policiales y del Ministerio Público en la investigación y búsqueda de la periodista Daysi Lizeth Mina Huamán, reportera de cable VRAEM, desaparecida el 26 de enero último.

La periodista permanece en la condición de no habida luego de realizar la cobertura de la jornada de Elecciones Congresales Extraordinarias. Lo último que se supo de ella es que realizó una grabación alrededor de las 3:30 de la tarde de ese día en el distrito de Santa Rosa para luego –hacia las 6 de la tarde- partir al distrito de Ayna San Francisco, donde se iba a encontrar con su pareja, Noé Daniel Laura Taipe.

En los días siguientes, la familia Mina Huamán, en medio de una burocracia desgastante, logró asentar la denuncia policial el 31 de enero, dando inicio a las labores de búsqueda por parte de la Policía Nacional del Perú (PNP).

Días después, el 6 de febrero, se encontraron algunas pertenencias de Daysi en una zona ribereña cercana a la vía Santa Rosa – San Francisco. Entre lo hallado se encontraba su DNI, tarjeta del banco y carné universitario (pues cursó, hasta hace poco, estudios de pedagogía en la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle, en Lima).

Los esfuerzos de la familia han permitido alcanzar los pocos avances de la investigación. Lamentablemente, tanto la Policía Nacional del Perú como la Fiscalía de Ayna – San Francisco han mostrado un actuar lento en las indagaciones.

De esta forma, el padre de Daysi, Richard Mina, llegó a Lima la primera semana de marzo, cuando iniciaron el peritaje a los objetos encontrados y a la laptop de la desaparecida -donde esperan encontrar indicios de sus últimas comunicaciones-. Sin embargo, el inicio de la emergencia nacional paralizó el trabajo de investigación y búsqueda.

En este contexto, la Defensoría del Pueblo solicitó “a las y los operadores de justicia priorizar medidas para atender las denuncias por desaparición de mujeres, niñas y adolescentes, intensificar su búsqueda y ubicación, y mejorar los sistemas digitales de seguimiento a estos casos como el portal y el registro de personas desaparecidas. Urge también revisar si la víctima cuenta con denuncias previas de violencia o medidas de protección y, corregir los errores identificados en el llenado de las notas de alerta por parte de la Policía Nacional”.

La hermana de Daysi, Denia Mina Huamán, denunció por redes sociales el 26 de junio (al cumplirse los 5 meses de la desaparición) una serie de maltratos por parte de Felipe Chuchon Alvizuri, fiscal adjunto de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Ayna San Francisco (VRAEM), quien tiene a su cargo el caso.

En dicha publicación, Denia Mina manifiesta que el fiscal le había expresado, en diferentes ocasiones, que ella buscaba volverse famosa con el caso de su hermana, que haciéndola visible –si está secuestrada- la iban a asesinar, e incluso que Daysi podría haberse escapado con un amante.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) denuncia el accionar de la autoridades ante esta desaparición, de manera particular el actuar del fiscal, que por lo relatado por la familia estaría incurriendo en inconducta funcional. La ANP recuerda que, según lo prescrito en el Decreto Legislativo 1428 (que desarrolla medidas para la atención de casos de desaparición de personas en situación de vulnerabilidad) este caso debió ser atendido garantizando “inmediatez en la atención de denuncias, difusión, investigación, búsqueda y ubicación de personas en situación de vulnerabilidad denunciadas como desaparecidas”.

De manera particular la ANP llama a la titular del Ministerio Público a observar el comportamiento del fiscal adjunto de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Ayna San Francisco por el visible maltrato verbal a la familia de la periodista desaparecida. El actuar del fiscal Felipe Chuchon Alvizuri revela falta de idoneidad del funcionario para el encargo.

De igual forma, la ANP reitera el llamado enfático a todas las autoridades y entidades que están inmersas en la investigación y búsqueda de Daysi Mina Huamán para que desarrollen sus trabajos con celeridad, a fin de que pueda determinarse el paradero de la periodista quien mantiene la condición de desaparecida desde hace seis meses.

Finalmente, la ANP expresa su solidaridad con la familia Mina Huamán. La familia no se encuentra sola, la ANP está junto a ella en esta búsqueda y no cesaremos hasta dar con su paradero.

 
ANP: II seminario virtual Periodismo y protección social

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) y el WSM (We social movements) organizaron este viernes 24 de julio el II seminario virtual Periodismo y protección social.

Participación las filiales de Iquitos, Nauta, Pucallpa, Aguaytía, Atalaya, Ucayali y Requena pertenecientes a la región IX de la ANP.

Las exposiciones estuvieron a cargo de Ricardo Montero, periodista y gerente de publicaciones del diario El Peruano y José Oña, abogado laboralista.

Destacó la presencia del presidente de la ANP, Doctor Roberto Mejía Alarcón, así como de la secretaria general de la institución, Zuliana Laines Otero.


 

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 3 de 138
Créditos: Eylen Jalilíe