Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Martes, 22 setiembre 2020
Nacionales


ANP condena atentado contra salud de reportera de ATV

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) condena la conducta de un sujeto que, en pleno informe periodístico realizado en Lima, se acercó y tosió deliberadamente muy cerca de la reportera Candy Quispe Tello de ATV con el fin de intimidarla.

Ello, advierte la ANP, constituye un atentado contra la salud de la reportera.

 
ANP lamenta fallecimiento de periodistas Julio Quevedo Chávez y José Burga Gamarra

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) lamenta comunicar el sensible fallecimiento del compañero Julio Alberto Quevedo Chávez, socio fundador de la ANP Tarapoto.

La ANP extiende sus condolencias a su familia.

La ANP lamenta, de la misma manera comunicar el sensible fallecimiento del periodista José Humberto Burga Gamarra y expresa sus condolencias a su familia.

 
ANP condena exceso policial durante protesta: Columnista de diario fue agredido y detenido

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú rechaza el exceso policial contra un grupo de ciudadanos que se encontraban manifestándose en los exteriores de la escuela de posgrado de la Universidad Andina del Cusco. La ANP recuerda que el estado de emergencia nacional suspende el derecho de reunión pero no recorta ni limita el derecho a la protesta.

Expresamos nuestra solidaridad gremial con Washington José Ramos Carpio, columnista del diario El Sol, quien fue agredido y detenido.

En comunicación con la Oficina de Derechos Humanos de la ANP Ramos Carpio relató que fue golpeado en la espalda y derribado al piso. Un agente policial lo enmarroca y lo empuja al interior de la patrulla que lo conduce a la Comisaría de Cusco. Luego de que la prensa local reclamara por los excesos cometidos el periodista es puesto en libertad.

Según expresó Ramos Carpio éste se acercó al lugar de los hechos para presenciar in situ la acción de un grupo de ciudadanos que protestaban exigiendo una reducción considerable de las pensiones.

Los convocantes a la manifestación se habían organizado para respetar las disposiciones de distanciamiento social. El acto sería breve, para evitar las aglomeraciones y cada participante debía contar con las medidas de protección personal.

Sin embargo, ya en el lugar previsto, no se pudo realizar la acción planificada, puesto que un amplio contingente policial se encontraba resguardando ambos lados de la cuadra de la protesta.

El comunicador relató que, sin previo aviso, los agentes policiales comenzaron a arrebatar las pertenencias a las personas que se encontraban presentes, iniciando un alboroto sin control en el que los efectivos detenían indistintamente a las personas presentes en el lugar.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú – ANP es enfática al condenar este exceso policial. La agresión es inaudita en cualquier circunstancia y una detención como la sufrida por Washington Ramos Carpio no puede ser tolerada bajo ninguna circunstancia. La ANP es enfática en denunciar el uso excesivo de la fuerza por lo que demanda una respuesta del alto mando de la VII División Territorial de la Policía Nacional del Perú.

 
ANP lamenta fallecimiento de compañero periodista Máximo Valverde Vásquez

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) lamenta comunicar el sensible fallecimiento de nuestro compañero Máximo Braulio Valverde Vásquez, afiliado a la ANP Lima.

La ANP extiende sus condolencias a su familia.

 
ANP: trabajadores y trabajadoras de medios son primeras víctimas de la “crisis” de empresas periodísticas

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) eleva su voz de protesta por el maltrato laboral del que son víctimas periodistas -entre otros trabajadores de medios de comunicación de alcance nacional– quienes han sido despedidos, sufren el recorte de sus salarios, soportan el adeudo de los mismos y temen anunciados cambios de razón social de las empresas mediáticas como mecanismo de elusión de deudas.

El caso más reciente ha sido denunciado por los hoy extrabajadores del Grupo La República -propietaria de 5 medios digitales y 4 medios impresos, entre ellos el diario La República y El Popular-, que en dos días ha despedido vía correo electrónico a personal de planta con más de 10 años de servicio, en algunos casos, y a corresponsales en las regiones.

Dicho grupo, desde iniciada la cuarentena, mantuvo diálogo abierto con editores y redactores, para adoptar una serie de medidas que iniciaron con un fraccionamiento de las remuneraciones con la promesa de prorrogar el abono pendiente, para luego reducir y renegociar los contratos con reducciones salariales.

Resulta inadmisible que habiéndose establecido canales formales de comunicación y negociación la empresa unilateralmente haya optado por el despido vía email. Dicha figura que constituye despido arbitrario en toda norma debe ser considerada improcedente por la autoridad de trabajo.

En similar sentido el Grupo El Comercio -que luego de absorber al Grupo EPENSA es propietario de 20 medios impresos, 17 digitales y 3 televisivos-, ha aplicado en el diario El Comercio una reducción salarial temporal del 30% a sus trabajadores aplicable inicialmente a los meses de mayo, junio y julio a consigna de pagarla en enero o el primer trimestre del 2021.

En el caso del otro diario del grupo, Correo, además de reducir espacios en sus ediciones regionales ha deslindado vínculo con algunos de sus corresponsales con quienes tenía suscrito, desde antes de la pandemia, contratos comerciales para evadir todo tipo de responsabilidad laboral. Esta fórmula para burlar la ley es impropia y debería ser desestimada ante la primacía de realidad.

Otro caso es el Corporación Universal -propietaria de 6 medios digitales, 5 radiales, 3 impresos y 2 televisivos– que adeuda varios meses de salario -en algunos casos hasta un año- a trabajadores y trabajadoras de Exitosa (diario, radio y TV). Una veintena de reporteros y otros trabajadores del medio reclama se le cumpla con sus beneficios sociales postergados (liquidación, gratificaciones y CTS).

Lo más lamentable es que trabajadores denuncian que la empresa está evaluando cambiar de razón social, práctica reiterada en algunos medios nacionales, para evadir responsabilidades administrativas.

Ante lo descrito, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú reclama con firmeza que las empresas mediáticas respeten los derechos laborales de sus trabajadores y trabajadoras. En un contexto de emergencia sanitaria y la consecuente crisis económica y social el despido equivale a un atentado contra la subsistencia.

Asimismo, le recordamos a la autoridad de trabajo, expresada en el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo y la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral, que las empresas que se han acogido al programa Reactiva Perú o al subsidio del 30% de las planillas, deberían verse impedidas de aplicar cualquier medida que vulnere el derecho al trabajo. Legal y moralmente es abusivo. Requerimos que el Estado asuma su rol garantista y pase del discurso a la acción para salvaguardar los derechos de las personas.

La ANP, reconoce la crisis que no es ajena a la industria, sin embargo, reprueba que la salida empresarial ponga el foco en los trabajadores y trabajadoras. Planes de reactivación desde el Estado sí, pero siempre y cuando exista el compromiso de garantizar los puestos de trabajo.

Finalmente, la ANP hace un llamado a los trabajadores y trabajadoras de medios a mantenerse en unidad y solidaridad. La precarización del sector no vino con la pandemia, lamentablemente llevamos décadas sufriendo la inestabilidad, los bajos salarios, retrasos en pagos, la sistematización del maltrato laboral como ejercicio cotidiano de los empleadores. En ese espíritu reafirmamos la necesidad de organizarnos en cada lugar de trabajo, como única forma de enfrentar esta situación, para defender nuestros derechos y mantener vivo nuestro quehacer.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 6 de 138
Créditos: Eylen Jalilíe