Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Jueves, 9 abril 2020
Becas - Cursos
Seis recomendaciones para combatir desinformación relacionada con el coronavirus

El papel del periodismo en la lucha contra la información falsa nunca ha sido tan crítico. La pandemia de COVID-19 ha traído consigo lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) llama una 'infodemia' masiva: una explosión potencialmente mortal de desinformación a nivel global.

Personas de todo el mundo han muerto debido al consumo de desinformación relacionada con tratamientos de COVID-19 falsos o no probados. Los desinformadores comparten falsedades a través de memes virales, mensajes en cadena en aplicaciones cerradas e incluso a través de políticos mal informados que se hacen eco de esa información falsa en conferencias de prensa.

Una de las consecuencias potenciales más peligrosas de la crisis mundial de desinformación —bien arraigada antes de la pandemia de COVID-19—, es la posibilidad de que el público disminuya su confianza hacia toda la información porque le resulta cada vez más difícil distinguir entre hechos y falsedades, publicaciones legítimas y fraudes, y entre contenido hiperpartidista y periodismo crítico e independiente.

¿El resultado? El debilitamiento de la salud pública, la desestabilización de los procesos democráticos y mayores amenazas a la sostenibilidad del periodismo de calidad.

Todo el periodismo tiene un papel que desempeñar contra algunos de los efectos de la Era de la desinformación: creadores de noticias y documentalistas, trabajadores de la radio y de la prensa, periodistas especializados y periodistas de información general, medios tradicionales y nuevos medios digitales, medios interactivos y medios de investigación.

Todos somos objetivos de los agentes de la desinformación, y todos tenemos un papel que cumplir en esta lucha.

Los desinformadores se introducen en los intertsticios más vulnerables del ecosistema de la información: publicaciones pequeñas con personal poco capacitado y recursos limitados, personas con defensas informativas débiles, y audiencias de nicho e impresionables.

Es por eso que es vital que editores y periodistas sean conscientes de la creciente sofisticación de las tácticas desinformativas, que incluyen fuentes fraudulentas, falsos think tanks, cuentas falsas en redes sociales, conjuntos de datos contaminados y publicaciones apócrifas. Es esencial reforzar el papel de la verificación, el chequeo de fuentes y la alfabetización en medios digitales para todos los periodistas.

La investigación que publicamos la semana pasada para un proyecto financiado por el gobierno canadiense sobre revistas y desinformación ofrece seis recomendaciones clave que pueden ayudar a todos los profesionales de los medios a protegerse contra la desinformación y defender el buen periodismo.

1. Promover la comprensión de las causas y consecuencias de la era de la desinformación, y garantizar que el fact-checking y la capacidad de verificar hechos funcionen en un mundo digital.

El problema: la era digital requiere habilidades cada vez más sofisticadas para combatir la desinformación.

Contramedidas efectivas:

Priorizar el intercambio de conocimientos y la formación para garantizar que la capacidad para investigar y verificar de los equipos editoriales sea apta para la era digital (es decir, técnicas de verificación en redes sociales).

Desarrollar una comprensión más sofisticada de las causas e impactos de la actual crisis de desinformación en el periodismo y el derecho del público a saber, un derecho basado en los derechos humanos.

Desarrollar secciones especializadas en desinformación relevantes para tu publicación.

Llenar los huecos. Las publicaciones, especialmente las de nicho, pueden ayudar a combatir la desinformación de manera preventiva, simplemente al conocer las lagunas de información y trabajar para llenarlas con piezas poderosas y atractivas que puedan ayudar a desacreditar falsedades y promover información verificable y creíble.

Recursos que pueden ayudarte a implementar esta recomendación:

El manual de UNESCO Journalism, ‘Fake News’, and Disinformation.

Una breve guía de la historia de las 'noticias falsas' y la desinformación, publicada por el Centro Internacional para Periodistas en tres idiomas.

Centro de recursos de respuestas al COVID-19 de la UNESCO.

Los posts y herramientas de capacitación curados por First Draft News: https://firstdraftnews.org/training/

2. Lleva a tu público contigo: verdad, confianza y combate colaborativo

El problema: la combinación de hechos y ficción está socavando la confianza de las audiencias hacia toda la información, lo que permite una manipulación más fácil de la opinión pública por parte de actores maliciosos. Las publicaciones con audiencias de nicho son un objetivo particularmente deseable para los desinformadores.

Contramedidas efectivas:

Aprovecha el conocimiento especializado. Según una encuesta de la Canadian Journalism Foundation, el 83% de los encuestados estaban especialmente preocupados por la desinformación que podría comprometer su salud a través de la difusión de información errónea sobre riesgos y beneficios médicos. Esta situación ofrece oportunidades para informar sobre estos temas aprovechando el conocimiento de especialistas que pueden ayudarte a desacreditar mentiras. También brinda oportunidades a editores de salud y bienestar para ofrecer información confiable y basada en evidencia.

Moviliza a tu público y fortalece la lealtad a través de programas y eventos para miembros o suscriptores que exploren las causas y los impactos de la crisis de la desinformación.

Considera trabajar en proyectos colaborativos que aprovechen la experiencia colectiva y los recursos de otros, incluyendo audiencias con conocimiento especializado.

Recursos que pueden ayudarte a implementar esta recomendación:

Únete al Global Health Crisis Reporting Forum de ICFJ/IJNet, donde se está explicando y desacreditando desinformación relacionada con la COVID-19, y se está trabajando en conjunto para garantizar que la comunidad global tenga acceso a información confiable. Su material está en inglés y en español.

Aprende de los ejemplos de medios que luchan en la primera línea de la guerra contra la desinformación en el Sur Global, como Rappler de Filipinas, el Daily Maverick de Sudáfrica y The Quint de la India. Se pueden encontrar estudios de casos detallados en los siguientes informes del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (en inglés):

Lessons in Innovation: How International News organizations Combat Disinformation through Mission-Driven Journalism

What if scale breaks community? Rebooting audience engagement when journalism is under fire

3. Practica la transparencia

El problema: las líneas entre hechos, entretenimiento, publicidad, manipulación y ficción son cada vez más borrosas, lo que socava la confianza hacia el periodismo.

Contramedidas efectivas:

Revela los procesos de reporteo para que el público mire el "detrás de escena".

Traza líneas claras entre contenido publicitario, patrocinado y nativo. No te sientas tentado de difuminar las líneas para obtener ganancias en el corto plazo.

Interroga los métodos de tus anunciantes para evitar contaminar por asociación.

Recursos que pueden ayudarte a implementar esta recomendación:

Revisa este estudio de caso sobre un anuncio en la revista Teen Vogue sobre Facebook que "apestaba a contenido patrocinado". Inicialmente se publicó sin firma o descargo de responsabilidad, y fracasó espectacularmente.

4. Únete contra las fuerzas que dividen

El problema: el periodismo es competitivo, pero la unión de la industria y la colaboración profesional son fundamentales para combatir la crisis mundial de desinformación. Ir a solas contra la desinformación no funcionará. Esto se debe en parte a que los agentes de desinformación están bien organizados y son altamente colaborativos.

Contramedidas efectivas:

Mantenernos "unidos y movilizados" para la batalla, lo que el editor de L'actualité, Charles Grandmont, dice que es lo más importante para abordar el problema.

Agrupar y compartir recursos entre publicaciones para contrarrestar la desinformación (capacitación, conocimiento, herramientas de verificación forense, etc.), siempre que sea posible.

Experimenta con investigaciones colaborativas.

Considera sumar recursos legales.

Considera hacer lobby.

Comparte con colegas de la industria tu experiencia si fuiste objetivo de un ataque, y los métodos que estás utilizando para intentar defenderte. De ese modo otros podrán aprender de tus errores y tus éxitos.

Haz un esfuerzo particular para apoyar a publicaciones muy pequeñas que tienen una capacidad limitada para involucrarse con el problema pero que necesitan ser eslabones fuertes en la cadena de información creíble.

Recursos que pueden ayudarte a implementar esta recomendación:

Inspírate en iniciativas colaborativas contra la desinformación, incluida la investigación conjunta de Buzzfeed-Toronto Star sobre la debacle del Buffalo Chronicle, que identificó a Facebook como un vector o portador de desinformación.

Súmate a la International Fact Checking Network (ICFN).

Únete al Global Health Crisis Reporting Forum de ICFJ/IJNet para encontrar colaboradores. Sus materiales están en español e inglés.

Entra al Kit de herramientas para el periodismo colaborativo de IJNet.

5. No eres inmune a la violencia online. Prepárate para ser blanco de ataques

El problema: la violencia online contra los periodistas es ahora un elemento bien estudiado de las campañas de desinformación, y una herramienta utilizada para desalentar al periodismo crítico. Los agentes de desinformación han aprendido que atacar online a los periodistas puede ayudarlos en sus intentos de generar dudas, confusión y miedo. Las mujeres periodistas y las que informan sobre desinformación hoy están siendo atacadas de manera desproporcionada. La violencia puede manifestarse de varias maneras: acoso y abuso de género, amenazas de violencia sexual y física, ataques a la seguridad digital que incluyen doxxing, vigilancia y más.

Contramedidas efectivas:

Establece un plan para hacer frente a las amenazas contra staff y colaboradores, incluyendo notificar a la policía e incrementar la seguridad dentro y fuera de línea (porque estas amenazas no permanecen siempre en el mundo digital).

Busca y brinda apoyo psicológico en las semanas y meses posteriores a un ataque.

Asegúrate de que los periodistas de tu equipo, incluidos los colaboradores y freelancers, denuncien cualquier amenaza al editor.

Recuerda al staff los riesgos de publicar información personal online.

Brinda capacitación integral y recursos centrados en la seguridad digital, física y psicológica para permitir una defensa propia proactiva.

Recursos que pueden ayudarte a implementar esta recomendación:

“Combatting online abuse: when journalists and their sources are targeted” (UNESCO)

“Fighting back against prolific online harassment: Maria Ressa” (UNESCO)Julie Posett and Alice Matthews/ ijnet.org/es/

“Acoso en línea a periodistas. Cuando los trolls arremeten” (RSF)

El proyecto On the Line del International Press Institute ofrece un conjunto de recursos basados en el análisis de prácticas defensivas en redacciones europeas.

6. No te comportes como un avestruz o te arriesgues a ser un blanco de los agentes de la desinformación

El problema: creer que tu publicación es demasiado de nicho, o que tu audiencia es demasiado pequeña para ser un objetivo, o pensar que la crisis de la desinformación solo compete a procesos electorales y bots lejanos, te puede convertir en un objetivo sencillo.

Contramedidas efectivas: todas las mencionadas.

Julie Posett and Alice Matthews/ ijnet.org/es/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
El rol de la comunicación en la lucha contra el coronavirus

En uno de los seminarios web ofrecidos por el Global Health Crisis Reporting Forum de ICFJ, escuchamos al Dr. Samba Sow, uno de los seis embajadores especiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre COVID-19. Sow es director general del Centro de Desarrollo de Vacunas de Malí, reconocido internacionalmente. La charla fue moderada por Joyce Barnathan, presidenta del Centro Internacional de Periodistas.

Samba Sow, embajador especial de la OMS que ayudó a contener la propagación del Ébola en África occidental, dice que la clave para combatir el virus COVID-19 es una buena comunicación con los líderes locales, así como adaptar soluciones según los países y comunidades individuales.

"Se trata de educación, información, sensibilización", dijo Sow, quien enfatizó que los periodistas juegan un papel fundamental para garantizar que la buena información llegue a las personas adecuadas. "Soy doctor. Puedo tratar a alguien, pero no sé de comunicación. Los necesitamos a todos”.

Sobre la diferencia entre el brote de Ébola y de COVID-19:

“El coronavirus se ha expandido más; su cobertura geográfica es mayor. Comenzó en países occidentales con poblaciones mucho más ricas, mientras que el Ébola comenzó en áreas remotas rurales de difícil acceso en África. El número de casos de coronavirus con mayor rapidez".

“El Ébola mata muy rápido. Es una enfermedad mucho más grave debido al sangrado. Como médico, periodista o ser humano, una vez que ves un caso de Ébola, nunca lo olvidas... Este brote es grande, pero el Ébola fue muy poderoso, muy peligroso y muy severo".

Sobre las deficiencias en los sistemas de atención médica para tratar el COVID-19:

El COVID-19 muestra que los sistemas de atención médica, incluso en lugares como Europa, Asia y Estados Unidos, son muy, muy limitados. Los sistemas de salud en África son débiles. No hay muchos países africanos con laboratorios adecuados o personal capacitado para detectar y diagnosticar el cuadro".

Sobre el bajo número de casos de COVID-19 en África:

“Hay países donde los casos confirmados están aumentando y lugares donde no están aumentando. No sabemos qué está pasando en esos lugares. Tal vez cero casos no signifique cero casos".

Sobre por qué cerrar las fronteras para detener la propagación de la enfermedad no funcionará en África:

"Si Estados Unidos quisiera cerrar las fronteras, no entraría ni una mosca. Pero en África... Entre algunos países ni siquiera hay frontera. Hay miles de millas sobre tierra o ríos que no puedes cerrar. La gente encontrará otra forma de entrar... Hay pueblos donde la mitad de los habitantes está en un país y la otra en otro país. ¿Cómo cerrarías eso?

Sobre la necesidad vital de llegar a líderes locales en África y otras regiones que tienen prácticas tradicionales muy arraigadas

“Si traes a un profesor o un funcionario de la OMS, y un sanador tradicional lo contradice, la gente escuchará al sanador tradicional... Tienes que apuntar a individuos clave en una comunidad. Habla con ellos y explícales lo que está pasando. También intenta identificar el origen de los rumores para apuntar contra ellos".

Sobre por qué el distanciamiento social puede no funcionar en todas partes

"Cuando haces que las políticas de distanciamiento social sean muy rigurosas la gente tratará de encontrar sus propios caminos... Es difícil tener a la gente encerrada durante semanas. Será de ayuda flexibilizar las medidas y adaptarlas a las comunidades locales".

Sobre la necesidad de "preocupar" a la gente

“Si quieres ganar una situación, debes estar rápidamente dispuesto a preocupar a tu población. Una vez que empiece a preocuparse, tomará el asunto en serio. Sucedió en Europa. La gente no se lo tomaba en serio... Y en general en África la población todavía no está preocupada por el coronavirus".

Sobre lo que los periodistas necesitan para hacer coberturas seguras

“Cuando recorras una comunidad, asegúrate de seguir las pautas del país. Si un periodista quiere ir a centros de salud, estará muy expuesto. Habla con los médicos y pregúntales cómo es la situación. Esa es tu protección número uno".

"Debes tener siempre agua y jabón, lavarte las manos y reducir tu contacto directo con las personas. Y no toques todo lo que ves. Si estás hablando con una población de alto riesgo, debes tratar de cubrirte la nariz y la boca".

Sobre por qué la comunicación es tan importante para frenar el COVID-19:

“La mejor manera de detener la pandemia es hacer que nuestras comunidades confíen en nosotros y que formen parte de la lucha para detener la transmisión de la infección. Eso supone producir mucha información comunitaria, sensibilizar y comunicar. Tener plataformas como este Foro, que brinda información de calidad a personas que se especializan en comunicación, es de gran ayuda. Porque esas personas llevarán mensajes clave a nivel comunitario. Esto es lo que la OMS está tratando de hacer: sensibilizar a los líderes de los países y a líderes de comunicación para que puedan tomar medidas".

Jerri Eddings/ ijnet.org/es

 
Diez consejos para periodistas que cubren el nuevo coronavirus

Es deber de los periodistas ofrecer información confiable de manera clara y responsable al público en general. Durante una crisis de salud global, como la que enfrentamos hoy con la propagación de COVID-19 —la enfermedad causada por el nuevo coronavirus—, ese papel se vuelve más importante.

"Se forma tanta neblina alrededor de historias como esta que se hace necesario tratar de mirar a través de ella para tener una idea clara de lo que está pasando", dice el periodista Michael Standaert, quien reside en la ciudad china de Shenzhen y escribe para Bloomberg, The Guardian, Al Jazeera y otros medios. Standaert ha informado sobre el virus desde su brote en diciembre de 2019.

Durante este tipo de crisis, los periodistas deben encontrar un equilibrio difícil para informar sin instigar el miedo. "Necesitas evitar ser complaciente", dice el Dr. Stephen Morse, profesor de epidemiología de la Universidad de Columbia. Pero tampoco quieres instigar miedo o pánico infundados, agrega.

En China, esa tarea se vuelve todavía más difícil debido a la censura gubernamental. A Standaert le resulta cada vez más difícil conseguir fuentes on the record, ya que los ciudadanos chinos temen a las advertencias o amonestaciones del gobierno. "Es una locura y es preocupante que un ciudadano promedio piense que no puede decir lo que piensa sin la aprobación de los funcionarios del gobierno local", dice.

Por difíciles que sean las condiciones, profesionales como Standaert continúan publicando historias sobre el virus. Estén especializados en salud, economía, transporte u otros temas, periodistas de todo el mundo están informando sobre el nuevo coronavirus desde diversos ángulos.

Para ayudar a los periodistas a trabajar el tema de manera responsable, hemos reunido la siguiente lista de consejos.

(1) Observa el ánimo sobre el terreno y tradúcelo en tu trabajo

Como ocurre con cualquier crisis global, hay muchísima información circulando, y no toda es de calidad. La proliferación de información en internet puede engañar al público, como la imagen de un hombre muerto en las calles de Wuhan, rodeado de trabajadores médicos. The Guardian la llamó "la imagen que captura la crisis del coronavirus en Wuhan", pero no hay pruebas de que el hombre realmente muriera a causa del virus.

Contar con información visual sobre la crisis es importante, pero debe manipularse de manera responsable. Los reporteros deben asegurarse de que sus imágenes muestren con precisión lo que está pasando. Las fotos sensacionalistas, como el hombre de la calle, dan una imagen inexacta y difunden el miedo. “Las fotografías que salen de Wuhan siguen siendo importantes para crear una línea de tiempo y un archivo. Dada la desconfianza general hacia la información que se emite desde China, la gente realmente necesita ver lo que está sucediendo para creerla", dice Betsy Joles, fotoperiodista con residencia en Beijing.

Antes de comenzar a fotografiar o escribir, mira alrededor, habla con la gente y comprende el estado de ánimo en el terreno. Luego tradúcelo en tu trabajo y evita cualquier contenido que pueda contradecir lo que las personas realmente están experimentando.

"No creo que haya nada malo en transmitir miedo e incertidumbre en una historia, si ese es el estado de ánimo que impera", dice Standaert. "Pero debes tener cuidado si no estás en el lugar y cuentas con pocos testimonios".

(2) Haz reporteo, no análisis

La opinión y el análisis tienen un papel que cumplir, pero es demasiado pronto para comprender realmente las ramificaciones a gran escala del virus" dice Joles. "He tratado de evitar el análisis en esta etapa porque todavía hay mucho reporteo por hacer".

No sigas los pasos del Wall Street Journal, por ejemplo, y no publiques un artículo de opinión que califique a China como el "verdadero enfermo de Asia", que fue ampliamente criticado por racista, y especula sobre la caída económica del país debido a la enfermedad. Es muy pronto para conocer los efectos financieros a largo plazo.

Standaert advierte contra piezas que intentan proyectar cualquier ramificación política, ya sea dentro o fuera de China. "Este es solo el comienzo; realmente no sabemos cómo se desarrollarán las cosas".

Además que China expulsó a tres periodistas del Wall Street Journal en respuesta a ese artículo; una acción preocupante en términos de libertad de prensa, a pesar de los aspectos criticables del artículo.

(3) Cuidado con tus títulos

Este consejo está dirigido a los editores: no engañes a los lectores con los titulares. Con el enorme volumen de información y el ritmo veloz de las redes sociales, muchas personas se informan solamente a través de los títulos. Nunca sacrifiques los hechos por los clics, especialmente en medio de una crisis.

"Intento activamente sugerir titulares para mis historias que reflejen la situación y no sean sensacionalistas", dice Joles.

(4) Recuerda: no todas las cifras son precisas

Los periodistas confían en los números, y los datos son una parte crítica de las coberturas. Pero los datos no siempre son confiables, advierte el Dr. Morse.

"Cuando veas cifras de una epidemia o una enfermedad, siempre van a ser inexactas", afirma. "Y son más imprecisas al principio".

No descuides los datos que tienes a disposición, pero asegúrate de que tu audiencia comprenda las limitaciones e incertidumbres detrás de los números.

La infección tiene un período de incubación estimado de hasta 14 días, lo que significa que es posible que alguien contraiga el virus y no muestre ningún síntoma durante dos semanas. Esto supone un retraso en los números, explica.

(5) Habla con tantas personas como te sea posible

El virus afecta a ciudadanos de todos los países, ciudades y estratos sociales. La experiencia de los afectados en China no es la misma que la de Singapur, que a su vez no es la misma que la de Italia. Incluso dentro de un país o ciudad, existen grandes diferencias.

“Las personas en cuarentena no están todas enfermas ni moribundas. Algunas simplemente están aburridas”, dice Joles.

Los periodistas tienen la responsabilidad de hacer todo lo posible para capturar las diferentes realidades en las que se vive. "Es necesario que los periodistas abran su red tanto como puedan, para buscar fuentes en todos los estratos sociales", agrega.

Standaert remarca la importancia de hablar con la mayor cantidad de personas posible, especialmente en países donde la censura es más pronunciada. En su caso, cada vez le resulta más difícil localizar fuentes que le den en una imagen precisa de la situación en China.

“Por ejemplo, sabemos que hay numerosas fábricas que están teniendo dificultades para reiniciar su trabajo, pero intentan ocultarlo”, dice. "Necesitas hablar con las empresas, debes hablar con sus trabajadores y tienes que mirar desde muchos ángulos diferentes para ver qué está pasando".

(6) Evita expresiones racistas

Las epidemias mundiales tienen un historial de propagación de racismo y xenofobia, y el COVID-19 no es una excepción. Hace solo unos días, un hombre de ascendencia china de Singapur fue atacado en Londres, y sus agresores le dijeron que no querían "su coronavirus".

Los barrios chinos en ciudades de los Estados Unidos, incluyendo San Francisco, Los Ángeles y Nueva York, también han perdido negocios.

Los medios deben tener cuidado de no alentar los estereotipos o promover inadvertidamente interpretaciones racistas. La Asian American Journalists Association publicó una lista de recomendaciones para periodistas. Entre sus sugerencias: sumar contexto a las fotos de personas con mascarillas faciales, evitar imágenes de Chinatown a menos que estén directamente relacionadas con la historia, y no usar referencias geográficas en el nombre del virus.

(7) No confíes ciegamente en los expertos

Puede que seas un escritor fenomenal, pero si no encuentras las fuentes correctas, tu trabajo lo padecerá. Haz una investigación para encontrar los expertos que necesitas y busca sus puntos de vista.

"El problema no es solo encontrar un buen experto", dice el Dr. Morse: "es encontrar personas que sean lo suficientemente capaces de distanciarse de sus propios prejuicios —o de declarar que tienen prejuicios. Todos tenemos sesgos".

Una vez que identifiques a un experto, pregúntate y pregúntale por sus prejuicios y no tomes su visión al pie de la letra. Esto no solo te ayudará a comprender su cosmovisión, sino que también fortalecerá tu historia.

Muchos periodistas también confían en los modelos predictivos para comprender cómo se propagará una enfermedad. Pero los modelos se basan en suposiciones, dijo la Dra. Seema Yasmin, periodista y becaria JSK, durante un webinario del Center for Health Journalism (CHJ). Siempre pregúntate en qué suposiciones se basan dichos modelos.

(8) No todas tus coberturas serán emocionantes

La propagación global del nuevo coronavirus se presta a coberturas fuertes e investigaciones en profundidad. Sin embargo, no todas las historias que vayas a escribir serán dignas del Pulitzer, dijo Emily Baumgaertner, periodista médica del Los Angeles Times, durante el webinario del CHJ. Tal vez te toque escribir una página completa sobre el lavado de manos, por ejemplo, y eso está bien.

Concentra tus esfuerzos en responder las preguntas de tu audiencia. Utiliza Google Trends para comprender mejor qué tipo de información buscan las personas, y luego produce contenido de calidad al que puedan recurrir para encontrar respuestas.

(9) Fija límites

Es posible que en estos días tus editores te pidan más historias. A veces es importante decir que no, por tu bien y por el bien de tu trabajo. Standaert recomienda tomarse 24 horas lejos de la computadora y del trabajo, lo que te ayudará a regresar descansado mentalmente y con capacidad para buscar nuevos ángulos de investigación. "Un buen fuego necesita espacio entre los troncos", dice.

Bajar la velocidad para evaluar qué historias contar ayudará a que no te vuelvas esclavo de las prisas. De ese modo podrás concentrarte en contar bien las cosas, dice Joles. Y si bien las redes sociales pueden ser una herramienta útil para conectarse con personas en otras partes del país, especialmente si hay que evitar viajes o aglomeraciones, a veces pueden causar más daño que bien.

"Limita tu tiempo en Twitter", agrega. "Es un factor de ansiedad".

(10) Cuando las cosas se calmen, no abandones la cobertura

Eventualmente las cosas se calmarán, pero eso no significa que tu trabajo haya terminado. "Pasan muchas cosas después de una epidemia, y deben ser contadas", dijo Yasmin.

Evalúa la forma en que los funcionarios políticos y de la salud manejaron la crisis, identifica las lecciones aprendidas, determina si los sobrevivientes viven con el estigma de la infección y explora lo que significa volver a la "normalidad", sugirió.

La expertise de Yasmin, de hecho, despegó al cubrir la crisis del ébola de 2014-2016. Sus historias posteriores ofrecen un marco para otros periodistas, incluyendo "Por qué los sobrevivientes del ébola lidian con nuevos síntomas", para PBS NewsHour, y "Una mujer sobrevive al ébola pero no al embarazo en África", que se publicó en Scientific American.

ijnet.org/es/ Taylor Mulcahey

 
Rinden homenaje a trabajadoras bausatinas por el Día Internacional de la Mujer

Con motivo a la conmemoración por el Día Internacional de la Mujer este domingo 8, la Universidad Jaime Bausate y Meza rindió homenaje al personal administrativo y docente que labora en nuestra casa de estudios.

“Más allá del paso de los años todos los seres humanos somos iguales, que tenemos los mismos derechos y que debemos de respetar y hacernos respetar, no por el sexo sino por el valor de cada persona. Esta mañana me aúno a este homenaje de nuestra universidad, un abrazo para todas, por esta fecha significativa”, con estas palabras el Doctor, Roberto Mejía Alarcón, rector de la Universidad Jaime Bausate y Meza dio la bienvenida a los asistentes.

Para iniciar el agasajo se realizó la conferencia: “Mujeres de éxito en el siglo XXI”, que contó con la participación de la abogada, Sandra Miranda De Paz, asesora del despacho viceministerial de Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUS) y de la periodista Doris Aguirre que integra la Unidad de Investigación del diario La República.

Miranda De Paz, explicó sobre cómo los prejuicios o estereotipos de género afectan a nuestra sociedad. “Un día como hoy no necesariamente la mujer debe ser celebrada por su condición de ser mujer, sino porque nuestros derechos sigan siendo reconocidos. Esperemos que algún día no tengamos que conmemorar el Día de la Mujer, porque entonces habremos llegado a una situación de paridad e igualdad en la sociedad. Que las aulas universitarias fortalezcan la democracia porque no puede haber democracia sin la presencia de la mujer”.

Por su parte, la periodista Doris Aguirre, dio a conocer sus experiencias como reportera de noticias policiales cuando iniciaba su carrera en el mundo periodístico. “Yo me inicié como reportera policiaca, para luego pasar a la Unidad de Investigación del diario. Los primeros años tuve que tocar muchas puertas, visitar innumerables dependencias para obtener información. Salía de comisión y me encontraba solo con reporteros hombres, pero eso no fue impedimento para desarrollar mi pasión. Como mujer me sentía en la capacidad de cubrir cualquier noticia de corte policial, sin importar el riesgo que corría”, comentó la comunicadora quien estudió periodismo en Bausate cuando aún era una escuela.

Finalizando el homenaje hubo la cuota artística de la estudiante Katiuska Tenorio, que cursa el sétimo ciclo de la carrera de Periodismo, y la cantante Cheryl Trigozo, miembro de la Agrupación musical Sonido 2000. Cada una de las invitadas recibió un diploma de participación y un presente por su colaboración con el evento.

 
Estudiantes de otras universidades recibieron charla informativa en Bausate

La Oficina de Admisión de la Universidad Jaime Bausate y Meza desarrolló una charla informativa que estuvo dirigida a estudiantes de otras universidades.

En la charla participaron los Directores de Escuela, la Jefatura de Admisión y la Unidad de Cuentas Corrientes. El magister Édgar Dávila, director de la Escuela Profesional de Periodismo, explicó a los asistentes que la convalidación comprende la nivelación en todos sus extremos. Es decir si un alumno desea cambiarse de su centro de estudios superiores y se encuentra en el octavo ciclo no irá directamente al noveno, ya que, primero tendrá que nivelarse por ciclos.

Además, se les dio a conocer las carreras que ofrece nuestra casa de estudios en la modalidad presencial: Periodismo y Comunicación Audiovisual y en la modalidad semipresencial solo Periodismo.

Igualmente, se les brindó información sobre costos, horarios y los convenios que tiene firmado la UJBM con las Fuerzas Armadas para los pagos con el 20% de descuento, entre otros temas respecto al área académica.

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 131

Alertas - OFIP

ANP rechaza amenazas a periodistas de diario judicial Jornada en Ayacucho
30/11/2019

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú – ANP expresa su firme rechazo a las amenazas por redes sociales contra el equipo periodístico del diario judicial Jornada, en Ayacucho, que tienen  [ ... ]


Tarapoto: Absuelven a periodista denunciado por congresista fujimorista
24/10/2018

SAN MARTÍN.- La Corte Superior absolvió al periodista de Tarapoto, Edgar Alarcón Zavaleta, denunciado por Esther Saavedra por presunta difamación agravada. La congresista fujimorista solicitó, a [ ... ]


Puno: Amenazan de muerte a periodista
02/10/2018

El periodista Liubomir Fernández Fernández, del diario La República, en Puno, fue amenazado de muerte por Rubén Choquehuanca Mamani, cuñado del candidato a la gobernación regional, Alexander Flo [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP condena agresión a periodista en Arequipa
06/04/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP rechaza la agresión de la que fue víctima el periodista Pablo César Rojas Huayapa, corresponsal de RPP en Arequipa, a quien se le obstaculizó [ ... ]


ANP Chiclayo: Periodista Brennan Barboza Bravo participó en taller organizado por Embajada Británica y Thomson Foundation
08/03/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) saluda la participación del periodista Brennan Barboza Bravo, de la ANP Chiclayo, en el taller Seguridad física y digital para periodistas. Br [ ... ]


ANP Huamanaga presente en vigilia por periodista desaparecida Daysi Mina Huamán
29/02/2020

La ANP Huamanaga estuvo presente en la vigilia realizada en Santa Rosa exigiendo que la periodista desaparecida Daysi Mina Huamán sea hallada con prontitud. De esta forma, a través de la base Huama [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

2020: el año cero de una nueva sociedad
06/04/2020

MADRID.- La humanidad se encuentra en un punto de inflexión, exacerbado por la pandemia covid-19. Esta experiencia colectiva debe servir para provocar una reflexión global sobre nuestro futuro y con [ ... ]


El derecho a la vida, el primero de los derechos
06/04/2020

La decisión de prolongar el aislamiento social hasta el 12 de abril, constituye una medida de emergencia, que tiene por finalidad proteger y defender el derecho a la vida. Es un deber, un compromiso, [ ... ]


No le echemos la culpa a China
06/04/2020

A fines de noviembre del 2019, en mi último viaje oficial al interior de China como embajador ante ese país, visité el mercado de Huanan en la ciudad de Wuhan, la capital de la provincia de Hubei.  [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe